La viralidad está en la capacidad de emocionar

A través de un tweet he llegado a una historia muy emotiva en el blog de J. Carlos Soto, en la que una chica, pierde el gorro que tenía de su madre, la cual falleció de cáncer de pecho cuando era una niña.

Cuando se dio cuenta, Bridget Hughes, que así se llama la chica, corrió de nuevo al aeropuerto en su búsqueda, pero fue tarde, no lo encontró.

Fue entonces cuando subió esta foto a Facebook en la que se puede ver el gorro.

Desde entonces, ha tenido más 11.000 comentarios y se ha compartido más de 222.000 veces.

¡Esto es viralidad!

Una viralidad producida por la capacidad de emocionar. El gorro no costará más de unos poco dólares, pero el valor sentimental es incalculable. Es esto lo que ha hecho que la gente se emocione, que sienta algo especial, y les ha movido a compartir y comentar.

Despertar los sentimientos y la solidaridad es la clave para que algo se viralice hasta este punto. Pero en este caso es un sentimiento real, hay una persona detrás, a la que se quiere ayudar. La solidaridad es el motor de este fenómeno.

Lo que se trata de conseguir desde las marcas a base de miles y miles de dólares y euros se ha conseguido superar con creces con un solo mensaje cargado de sentimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.